Iberico Community

I + D + nutrición

Entrada

14SEP

El jamón ibérico de Arturo Sánchez y sus beneficios en la lactancia materna

Autor : Redacción Ibérico Community

Está demostrado que el jamón ibérico de bellota tiene una gran cantidad de propiedades beneficiosas para el ser humano, incluso para las mujeres embarazadas. Es el caso del jamón 100% ibérico de bellota de Arturo Sánchez, un alimento totalmente apto para su consumo por mujeres en estado de gestación.

La leche materna es el principal alimento del recién nacido durante los 6 primeros meses de vida, y contiene todos los nutrientes necesarios para el adecuado desarrollo del bebé. La grasa que contiene la leche materna es una fuente de energía muy importante para el bebé, esencial para el desarrollo del sistema nervioso y proporciona alrededor del 50% del total de calorías de la leche materna. Por ello, el consumo de grasas saludables, como las que aportan los productos ibéricos de Arturo Sánchez pueden representar una fuente óptima de nutrientes para el buen desarrollo del feto y el cuidado de la madre durante el embarazo.

Según los estudios...

Desde hace algunos años se ha dedicado especial atención a la relación que existe entre la lactancia y la alimentación de la madre durante este periodo. Se sabe que la dieta de la madre puede influir de manera significativa en la composición de la leche materna y por lo tanto en el desarrollo del bebé (Ballard y Morrow. Pediatr Clin North Am. 2013 60: 49-74).

Según el artículo publicado por Kent y col., se comprobó que los niveles de grasa en la leche materna se encontraban disminuidos en las tomas nocturnas y en la primera toma de la mañana, probablemente como consecuencia de la menor ingesta calórica que habitualmente se realiza durante la cena y el consumo prácticamente nulo de alimentos durante la noche (Kent et al. Pediatrics. 2006. 117:e387-395). Teniendo en cuenta los resultados obtenidos en estos estudios, el consumo de jamón puro ibérico de bellota Arturo Sánchez en la hora de la merienda o en la cena, ayudaría a mantener la concentración de grasas óptimas en la leche materna. Esta proporción adecuada de grasa proporcionaría además al bebé una mayor concentración de ácidos grasos que le permitiría, por un lado, ahorrar energía al no tener que sintetizar estos compuestos, aprovechándola en otras funciones importantes de su desarrollo y, por otro lado, estos ácidos grasos también le ofrecerían protección frente a las infecciones (Uauy y Hoffman, 1991. Semin.Perinatol.15: 449-455).

Otra de las bondades del consumo de productos ibéricos es su alto aporte proteico. Por eso, Arturo Sánchez propone incorporar en las meriendas o cenas de las madres lactantes el consumo de productos ibéricos para proporcionar un adecuado crecimiento y desarrollo de sus bebés. Por lo que se recomienda como merienda o cena el consumo de jamón ibérico de bellota Arturo Sánchez acompañado con 30 gramos de pan (si es integral nos aporta además fibra), una fruta de temporada y dos o tres nueces. Una comida nutritiva, sana y beneficiosa tanto para la madre como para el bebé.